“12ª CLASE DE NTAE”

Con esta 12ª clase de la asignatura “Nuevas Tecnologías aplicadas a la Educación” hemos llegado al final de la asignatura. Ésta será la última clase comentada y explicada en mi blog. Y, para despedirnos de la asignatura, lo haremos retomando un tema ya tratado; un tema imprescindible como es: El papel del profesor y el alumno en los nuevos entornos tecnológicos de formación.

En cierta medida, como consecuencia de la aplicación de las TIC, las nuevas instituciones/estancias/entornos educativos/formativos del siglo XXI, vendrán marcados por las siguientes características: Tecnológicos, amigables, flexibles, individualizados, colaborativos, activos, interactivos, deslocalizados, pluripersonales y pluridimensionales.

Las TIC rompen con las organizaciones actuales que giran en torno a la coincidencia espacio-temporal del profesor y el alumno; que serán más interactivos: profesor-alumno, profesor-profesor, alumnos-alumnos, técnico-profesor, técnico-alumnos, alumno-servidor de contenidos y contenidos-contenidos. Con todo ello, los contextos formativos del futuro serán notablemente diferentes a los que conocemos en la actualidad. Es más, el rol del profesor cambia junto a los nuevos escenarios de aprendizaje.

Gisbert (2002) nos habla que el profesor de la sociedad del conocimiento desempeñará una serie de roles básicos, como son:

Consultores de información: Buscadores de materiales y recursos para la información, soporte a los alumnos y utilizadores experimentados de las herramientas tecnológicas.

Colaboradores en grupo: Favorecedores de planteamientos y resolución de problemas mediante el trabajo colaborativo.

Trabajadores solitarios: La posibilidad de trabajar o de formarse desde casa ocasiona soledad y aislamiento si no se es capaz de aprovechar los espacios virtuales y herramientas de comunicación.

Facilitadores del aprendizaje: No transmisores de la información, sino facilitadotes, proveedores de recurso, y buscadores de información.

Desarrolladores de cursos y materiales: Poseedores de una visión constructivista del desarrollo curricular.

Supervisores académicos: Diagnosticar las necesidades académicas a los alumnos y ayudarlos a seleccionar sus programas de formación en función de sus necesidades personales, académicas y profesionales.

Por otro lado, Goodyear y otros (2001) han realiado una síntesis de los principales roles que los profesores desempeñan en una enseñanza en línea, siendo para ellos los siguientes: facilitador del proceso de enseñanza, consejero u orientador, diseñador, asesor, investigador, facilitador de contenidos, tecnológico y organizador y administrador.

Dicho con otras palabras, el profesor se convertirá en un facilitador del aprendizaje desde la perspectiva de que, lo importante no será el entorno que se produzca, sino que él mismo se encuentre a disposición del estudiante para que éste llegue a aprender conocimientos y adquirir competencias y habilidades. Además, el profesor deberá realizar cuestiones como: diseñar experiencias de aprendizaje para los estudiantes, ofrecer una estructura inicial para que los alumnos comiencen a interaccionar, animar a los estudiantes hacia el auto estudio, o diseñar diferentes perspectivas sobre un mismo tópico.

El rol del profesor no es meramente técnico, sino que tiene una función muy importante, ya que se trata de adaptar y seleccionar la tecnología más pertinente en función de las características de los alumnos.

Bajo esta línea, no debemos dejar de lado que, los alumnos, para desenvolverse en la sociedad del futuro, deberán poseer nuevas capacidades, como las siguientes: la adaptabilidad a un ambiente que se modifica rápidamente; saber trabajar en equipo; aplicar propuestas creativas y originales para resolver problemas; capacidad para aprender, desaprender y reaprender; saber tomar decisiones y ser independiente; aplicar las técnicas del pensamiento abstracto; y saber identificar problemas y desarrollar soluciones.

En esta misma línea, Bartolomé y Grané (2004, 11), nos señalan que el alumno del futuro necesita dejar de aprender conceptos, para desempeñar otra serie de competencias como son:

Desarrollar habilidades para el autoaprendizaje.

Desarrollar el sentido crítico, la búsqueda responsable y fundamentada de cada información.

Trabajar en equipo y saber trabajar en red.

Aprender a dialogar.

Ser flexibles y saber adaptarse.

Tener dominio de lectura y la comprensión lectura textual, audiovisual y multimedia.

Ser capaces de expresarse, comunicarse y crear.

Desarrollar las competencias básicas para seguir aprendiendo toda la vida.

Teniendo claros los papeles que desempeñan el profesor y el alumno, diremos que:

La clase deja de ser una dosis de información para dar paso a una alternativa en la conversación entre docente y aprendiz, en la que el primero ha de aprender a ceder el control de la comunicación en ganancia del alumno que deberá mostrar su actividad mediante un conjunto de actuaciones diversas: generando preguntas, encajando las explicaciones de manera personal y planteando nuevas dudas o posibles ampliaciones, eligiendo alternativas, exponiendo sus representaciones mentales…

Después de estas palabras, me gustaría mostraros un vídeo que vimos en clase. Está en Internet. Este vídeo refleja lo que los alumnos piensan sobre la incorporación de las nuevas tecnologías. Creo que sobran explicaciones, viéndolo nos damos cuenta de muchas cosas…

A continuación también os muestro un vídeo visto en clase. Un vídeo en el que se sustituyen completamente los recursos tradicionales por tablas PC. Es un vídeo para opinar…

Claro está que las nuevas tecnologías pueden ayudar mucho en el proceso de aprendizaje de los niños, pero no debemos basar este aprendizaje solamente en ellas. Tal y como vemos en el vídeo, cada niño tiene su propio PC, no interactúan entre ellos, no se relacionan, no hay trabajo en grupo. ¿Es bueno realmente esto para niños tan pequeños? La respuesta es no. A esta edad necesitan interactuar para mejorar sus relaciones sociales y saber desenvolverse el día de mañana en una sociedad como la nuestra. La metodología y uso que se le da a las pantallas que llevan los niños no es el correcto. De esta manera solamente se potencia el individualismo, y ese no es fin de las nuevas tecnologías. El fin se define con estas palabras: ayudar y apoyar la labor del docente.

Esta última clase la finalizamos con la lectura de la cita de un libro que Aurora, nuestra profesora, llevó a clase. La cita nos vuelve a recordar que el docente no debe cerrar los ojos ante las semejantes barbaries que diariamente se encuentra en los centros escolares. Lo que debe hacer es no ser conformista, debe intentar cambiar aquello que sabe que no está bien.

En una institución educativa es necesario que profesores, alumnos y centro se cuestionen todas y cada una de las decisiones tomadas. Todo es susceptible de ser modificado y, por tanto, mejorado.

Hasta aquí las clases teóricas… Espero os hayan servido de algo todas mis entradas. A mí, sí me han servido… Me han servido mucho…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: