“8ª CLASE DE NTAE”

En la clase del viernes 18 de abril, estuvimos viendo la primera parte del tema 8: El vídeo en la enseñanza y en la formación.
¿De qué diversas formas podemos utilizarlo? ¿Qué proceso debemos seguir para su elaboración? El vídeo puede facilitar la tarea docente, con su utilización los procesos de enseñanza-aprendizaje pueden resultar divertidos, motivadores y efectivos.
A continuación, pasaremos a explicar algunas de las características de este medio audiovisual tan significativo para la docencia.
Para comenzar, es importante recordar las funciones del vídeo en la enseñanza, que son:

– Formativa y/o evaluativo. Un ejemplo referente a esta función es la utilización del vídeo en una clase de Educación Física, porque, además de facilitar el quehacer a los alumnos mediante algún vídeo formativo u otro para que repitan los ejercicios que en él se muestran, el vídeo puede hacer que la evaluación de los alumnos le resulte más fácil al profesor, pues gracias al vídeo podemos evaluar el desarrollo para mejor o para peor que ha seguido un alumno en esta asignatura.
– Motivadora. La monotonía no es buena. Los libros de texto, por ejemplo, terminan cansando a los alumnos. Por ello, la incorporación del vídeo en clase supone algo nuevo, algo totalmente diferente y motivador.
– Informativa. El vídeo puede mostrarnos lo mismo que nos muestran los libros y, además, motiva a los alumnos.
– Expresiva, creativa, lúdica y artística. Todo lo audiovisual tiene un componente artístico y atractivo para los alumnos.
– Investigadora de procesos. Cuando queremos analizar o comunicar una perspectiva científica a los niños podemos hacerlo utilizando el vídeo.
– Comunicativa. El vídeo actúa de emisor y el espectador de receptor, estableciendo así una situación comunicativa muy enriquecedora.
Por otro lado, otra de las funciones del vídeo es la de alfabetizadora, que permite comprender las características del lenguaje audiovisual y aprender a ser críticos.

Si tenemos en cuenta que el vídeo es un transmisor de información, debemos tener en cuenta que puede ser utilizado de dos maneras: como un vídeo didáctico, expresamente realizados para la presentación de los contenidos curriculares, y también como favorecedor del proceso enseñanza-aprendizaje, mediante el uso de programas de televisión, documentales…
Respecto a las condiciones facilitadoras de la comprensión y el aprendizaje encontramos que el vídeo permite una repetición de la información, buena estructuración del desarrollo de las ideas, utilización de gráficos, organizadores previos, elementos sonoros, etc. Además, es importante saber la duración que deben tener los vídeos: entre 5-10 minutos en primaria y entre 20-25 minutos en Educación Secundaria.
Después, y “gracias a la emisión de un vídeo”, pudimos ver las estrategias de enseñanza de Juanita Saunders, un vídeo que muestra estrategias de enseñanza, ejemplificados a través de escenas de la película “Escuela de Rock”.

Antes de emitir un vídeo en clase es importante su valoración y saber los objetivos que persigue y a los destinatarios a los que va dirigido, para así poder hacer las adaptaciones necesarias.
Además, durante su emisión, es importante que el maestro o profesor vaya explicando lo que en él aparece, incluso, observar las reacciones de los alumnos mientras lo visualizan y destacar lo más significativo del vídeo.
Por último, después de la emisión, es importante que se complete, se profundice, se critique y se debata la información, además de realizar actividades basadas en el vídeo, como esquemas, dibujos o redacciones.
El vídeo motiva a los alumnos. Les facilita su tarea. Incluso, facilita, también, la labor del docente. Es una herramienta de trabajo que potencia la dinámica creativa y participativa que debe reinar en la escuela.
En la sociedad de la información, el conocimiento aparece como algo pasivo, pero en la sociedad del conocimiento el conocimiento es activo. El vídeo entraría a formar parte de esta última sociedad, pues gracias a él todos podemos crear conocimiento y compartirlo con los demás.
A punto de terminar la clase, nos mostraron otro vídeo: “Las hadas de la imagen”, un proyecto que pretende trabajar los elementos de la imagen de manera mágica, y todo mediante el juego audiovisual. Para conocer más profundamente este proyecto, pincha aquí.
El vídeo es, sin duda, una herramienta de trabajo muy útil y capaz de despertar en los alumnos curiosidades que no consiguen despertar los libros de texto. Es un medio audiovisual que puede ser utilizado o bien de manera activa o bien de manera pasiva. Un recurso motivador, capaz de contextualizar los mensajes y capaz de provocar un trabajo colaborativo. Un recurso con un enorme valor educativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: